Fundación Cinco Palabras

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

logo fundación 5 palabras

Finalista del II Concurso de Microrrelatos


II Concurso de Microrrelatos "Cinco Palabras"

Nos complace convocar el II Concurso de microrrelatos y esperamos seguir recibiendo vuestras historias.

Agradecemos vuestra participación y generosidad contribuyendo al apoyo de las causas mensuales, principal razón de ser de este concurso.

ABRIL

CAUSA: FUNDACIÓN PHILIPPE COUSTEAU, UNIÓN DE LOS OCÉANOS

PALABRAS de Rafael Lobeto: Vida, Mar, Océanos, Arte, Salvamento

AUTOR: VÍCTOR VALDESUEIRO BERNABÉ

TÍTULO: INDÓMITO BERGANTÍN

«Anhelaba una vida de aventuras surcando el mar en un indómito bergantín, pero se resigna a mantenerse a flote sobre océanos de facturas, llevando la aburrida contabilidad de una galería de arte.
— ¡Tormenta, todos fuera de cubierta!—Gritó repentinamente sujetando el monitor.
Corrió, chocando con la papelera, para fijar las velas con la grapadora.
— ¡Grumete, haz acopio de provisiones!— Ordenó al becario señalando la cafetera.
Giró el timón colocando la fotocopiadora en sotavento para buscar refugio en la sala de reuniones.
— Conseguido— pensó aliviado al ver llegar a los equipos de salvamento con luces, sirenas y una camisa de fuerza.»

Finalistas anteriores

ABRIL

CAUSA: ASOCIACIÓN MÚSICA PARA SALVAR VIDAS  

Las Cinco Palabras de Manel Fuentes: Voz. Flor. Complicidad. Río. Arcoríris.

El relato finalista de Abril es DORMIDOSde Rosa Mª Cabrera Seral.

«Hemos dormido días enteros
sin voz y sin sueños.
Hemos dormido crueles inviernos,
primaveras de flor marchita,
veranos tórridos y desérticos,
otoños deshojados de futuro.
Hemos dormido tanto
que nuestros párpados
despertaron pegados.
La complicidad se derrumbó
vaciados los lugares comunes;
y la vigilia, convertida
en una pesada carga,
es río contaminado y sin vida.
Hemos dormido injustificables tormentas
sin la promesa de despertar
al albur de un arcoíris.
Tanto hemos dormido
que la muerte
sabrá donde encontrarnos.
En una habitación sombría,
moribunda y doliente la vida,
se rendirá a su flaco destino.
Huesos de un cadáver
hambriento y dormido. «

MAYO

CAUSA: ASOCIACIÓN SUSURROS DE LUZ 

Las Cinco Palabras de Rafa Sánchez, La Unión: Lobo. Vampiro. Coche. Flor. Cama.

El relato finalista es “ENTRE LOBOS” de Mª José Gómez Fernández.

«Cuando empezó a sentir ansiedad, el pulso acelerado, mariposas en el estómago al verla, estar cerca o percibir su olor, también comenzó su mayor sufrimiento por saber que ese amor era imposible.

Cualquier hombre lobo, vampiro o híbrido sabía, de base, que el enamoramiento iba contra natura.

Pero ocurrió.

Él, fuerte, astuto, feroz, veloz y despiadado había caído rendido ante aquella mujer delgada, cual junco, de tez pálida, que sonreía hierática desde su coche y desde sus labios salvajemente rojos.

Tras deambular, en las noches de luna llena, solo esa flor sobre su cama lograba aplacar su instinto de licántropo.»

JUNIO

CAUSA: ASOCIACIÓN LA BARANDILLA 

Las Cinco Palabras de Emma Ozores: Talento. Visibilidad. Amor. Cercanía. Éxito.

El relato elegido finalista es “EL SABOR DE LOS COLORES” de Mª José Gómez Fernández.

«Elena no sabía de su talento para la pintura, solo sentía que le gustaba pintar. Le sonaba a chino oír hablar a sus mayores sobre dar visibilidad a sus trabajos; lo único que importaba era el amor que ponía en cada pincelada dada con su boca. Nada más alcanzaba a entender, ni exposiciones, ni entrevistas a los medios; la cercanía con sus brochas y colores y esos momentos únicos era lo que aceleraba su respiración y su pulso.

El éxito ya convivía con ella, pero no lo saboreó hasta unos años después, en toda su gama de amargos y dulces.»

JULIO

CAUSA: ASOCIACIÓN SÍNDROME DE MARFAN 

Las Cinco Palabras de Julia Otero: Sororidad. Solidaridad. Paparrucha. Fruslería. Radio

El relato finalista de julio es “LA ÚLTIMA HABITANTE” de  José Ramón Ramos Martínez.

«Soy la última habitante de mi aldea, de apenas doce casas.  Antes podía sentir la sororidad de mis vecinas, que ahora descansan en el camposanto.

La solidaridad entre nosotras ante la dureza de la vida era reconfortante.

La naturaleza me provee de casi todo. El agua del manantial, las setas del monte, las truchas del arroyo o la leña del bosque.

Mis nietos vienen a visitarme con alguna que otra paparrucha que yo no entiendo, como agroturismo o teletrabajo. Me parece una fruslería que la aldea vuelva a resurgir, pero yo me conformo con escuchar la radio. Ya veremos.»

AGOSTO

CAUSA: TIERRA PARA TODOS

Las Cinco Palabras de Miriam Mole:  Valores. Conocimiento. Creatividad. Fuerza. Empoderamiento.

El relato finalista de agosto es OTRO JUDÍO MÁS DEL MONTÓN de Diego Mendoza Malaver.

«Era un hombre sano, con valores. Quienes lo conocieron elogiaban su ingente conocimiento, su incesante creatividad, su visión de la vida. Lo apreciaban por su afable trato, por su irrefrenable fuerza de voluntad y por el empoderamiento que exhibían cada una de sus acciones.Sí, fila de la izquierda, rezongó el médico de Auschwitz. Al avanzar unos pasos vio salir un extraño humo de la cima de un edificio muy alto.

(En memoria de todas las vidas y todos los sueños que se perdieron en el Holocausto).»

SEPTIEMBRE

CAUSA: ASOCIACIÓN LAS NIEVES

Las cinco palabras de Luisgé Martín: Melancolía. Rabo. Contradicciones. Carretera. Arboleda.

El relato finalista de septiembre es DEUDAS de Patricia Heras Peñafiel.

«Como cada noche desde que llegó, la melancolía la invade. Con el cigarro quema el rabo de un hilo que sobresale de su falda. Desea que la jornada termine pronto, pero se sorprende aceptando la proposición indecente del conductor del descapotable que se detiene frente a ella; contradicciones constantes en su vida. Abandonan sin demasiada conversación la carretera hacia una zona apartada. Contempla las copas de los pinos de la arboleda mientras permanece impertérrita ante las embestidas. Emite gemidos teatrales. Un jadeo entrecortado del hombre anuncia el final. Ella sonríe. Está sesenta euros más cerca de saldar su deuda.»

OCTUBRE

CAUSA: CAÍDOS DEL CIELOS

Las cinco palabras de La Solapa de la Luna: Solapa. Ilusión. Amapola. Viaje. Luna.

El relato finalista de octubre es VOLAR de Jorge Juan Codina Ripoll.

«Madre recuerda cómo le alisó la solapa con la palma de la mano: tenía el dorso mojado de incertidumbre y añoranza temprana. Allá se iba su chico, el que tenía la ilusión de volar, camino de la Academia General del Aire.
Tras la entrega de despachos, se trajo una amapola, arrancada a escondidas del campo de vuelo: los uniformes de los aviadores carecen de ojales.
Luego llegó el gran viaje del chico: veinte años en los cielos, América y un sinfín de kilómetros.
Madre, junto al macizo de amapolas, se mece mirando arriba, impaciente. ¡Su chico en la Luna!»

NOVIEMBRE

CAUSA: ADAVI AYUDA A GAMBIA

Las cinco palabras de Pilar Vázquez: Tesoro, Sonrisa, Raíces, Tierra, Planeta. 

El relato finalista de noviembre es “SALIDA DE EMERGENCIA de Rubén Rodriguez Fernández.

“Tesoro; isla. Sonrisa; rabia. Raíces; negro. Tierra; entierro. Planeta; espacio”.
La psicoanalista anota las respuestas de Juan al ejercicio de asociación libre de palabras. Su cliente le parece cada vez más siniestro. Antes de irse, este va al baño. Clara suspira deseando su marcha inmediata. Tras una demora considerable, la psicoanalista lo llama. Al no responder abre la puerta. Juan, tendido sobre la bañera, le implora repetir el ejercicio anterior desde la misma. La terapeuta objeta que antes tiene que hacer uso del servicio. Juan sale al pasillo. Sola ya dentro, Clara echa el pestillo y escapa por la ventana.»

DICIEMBRE

CAUSA: FACTOR H

Las cinco palabras de Aixa Villagrán: Uñas, Oreja, Tobillo, Grafiti, Pulsera. 

Hay dos finalistas este mes, hay empate:

Los relatos finalistas de diciembre son: 

“UNA TRISTE ESPERANZA EN NAVIDAD de Fabiana Clotilde Asorey.

Esperanza era su nombre.
Le pidió a la enfermera que pintara sus uñas, tapando los desgastes de la edad y el descuido. Cubrió una oreja con cabello; colgó de la otra el único pendiente que aún conservaba.
Los pantalones escondían el tobillo hinchado, con marcas verdes y violáceas: “mi grafiti” decía ella, restándole importancia a una enfermedad arterial.
Envolvió para regalo su pulsera de perlas, y quedó en la sala, esperando la visita.
Sonaron unos 50 villancicos. Nadie llegó. La misma enfermera la acompañó a acostarse. “Feliz Navidad, abuela”, llegó a escuchar Esperanza por última vez, segundos antes de dormirse.»

“LA SOMBRA DE LO QUE FUIMOS de Ramón Roselló Ferrer.

Fuimos uñas, maleta, trasiego, andén. Fuimos voz y oreja y tobillo también. Pero en este siglo nunca pensamos que pudiéramos ser grito, grafiti o resurrección.

La abuela Ignacia me mostró una preciosa pulsera de oro y diamantes, el día que me contó su vida. Para ella simbolizaba el amor, el esfuerzo y la dedicación por salir de las penurias. Fue un regalo del abuelo Pablo que le compró en Suiza con las horas extras de sus cinco temporadas que fue a trabajar allí. Ahora ya no se la pone ni en fiestas, pues asegura que llama demasiado la atención.»

ENERO

 CAUSA: Asociación ZONTA MADRID KM 0

PALABRAS de Primer Acto Florida Foundation: Barcos, Oficina, Magia, Café, Mujer

AUTOR: RAFAEL FUENTES PARDO

TÍTULO: NOVENTA

En uno de los barcos hundidos del acuario había una oficina de reclamaciones y varios peces esperando para poner una queja. En la sección de artículos de magia encontró un conejo que sacaba hombrecitos con frac de una chistera y en la de aves tropicales un loro que tomaba café jamaicano y contaba historias de piratas en versión subtitulada. Se acercó al mostrador y pidió dos delfines que no hicieran mucha espuma. La mujer contestó que llevándose media docena regalaban el Pequod, Moby Dick, al mismísimo Ahab, y una bañera de noventa para meter a todos dentro.

FEBRERO

 CAUSA: Asociación de afectados de Encefalomielitis Miálgica o Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) y de Sensibilidad Química Múltiple (SQM)

PALABRAS de Nach Solís: Silencio, Mirada, Dignidad, Alzheimer, Amo

 AUTOR: FRANCISCO JAVIER IZCUE ARGANDOÑA

TÍTULO: ÁNGELES DE PORCELANA

Silencio se enamoró de Mirada. Pertenecían a sentidos distintos y sus padres nunca hubieran consentido aquella relación sinestésica.
-¡Qué escándalo!- ululó doña Dignidad, la explícita madre.
‘Pues es verdad’, pensó el teniente Alzheimer, el imposible consuegro. ‘Huelen a sándalo’.
Los jóvenes, eran muy jóvenes, huyeron. Afásicos huyeron, por lo obscuro huyeron.
Y cuando él la miraba, ella callaba. Ella era su voz y él su luz.
Pues no reconocían otro amo que don Amor, ese viejito desorientado con cara de niño travieso que ha olvidado tomarse las pastillas mientras juega a los indios sentado en un orinal de porcelana.

AUTOR: DAVID CELIS BORBOLLA

TÍTULO: PAJARILLO

Nunca estaba en silencio. Aquel pajarillo pasaba el día cantando. ¿Cómo grita un pájaro? Bien pensado, tal vez no cantaba. Cualquier mirada se quedaba embelesada con la hermosura, con el piar de aquel animal, por mucho que su dignidad, si es que los pájaros saben de eso, estuviese atrapada entre barrotes. Alzheimer, así se llamaba, chocaba contra las rejas de su jaula, como un recuerdo atrapado en el olvido; intentando escapar, volar, vivir…Abandonar ese nombre inmerecido, impuesto por un amo cruel y levantar el vuelo en libertad. Quizás, algún día, se abra la puerta de su prisión, quien sabe.

MARZO

 CAUSA: Asociación JUNTOS POR CAMBOYA

PALABRAS de AMAIA: Extintor, Bailar, Palo, Cordón, Trébol

AUTOR: FCO. JAVIER ARROYO MIGUEL

TÍTULO: REY DEL SWING

La música atronaba el viejo local junto al Mississippi. Arriba, la banda de swing hacía que los parroquianos movieran sus cuerpos como marionetas tiradas por los hilos de cada nota. Abajo, en el cuarto del sótano el extintor soltaba su esfínter esparciendo espuma incitando a bailar. La fregona, desmelenada, chocaba impúdica su palo con el de la escoba. El cordón de una vieja bota y el de un zapato presumido se anudaban y soltaban al compás.
Fuera, en el jardín, un trébol con suerte chasqueaba sus cuatro hojas mientras los demás cantaban: ¡¡Dubiiiidú, quiero ser como tú!!